lunes, 11 de febrero de 2008

Sonic Boom





Sudo un mundo,
Tanto de mí mismo que no me creo.

Un segundo, tuyo,
busca una voz por aquí abajo y arriba,
reacciona a la velocidad de lo que temo.

Futbolistas melancólicos, sexo en la red.
El tabaco me da arcadas.
El vino sabe rancio.
Las bombillas no son nuevas.
Las noticias se resbalan.

Pero
sudo un mundo
cuesta abajo,
me cantan los pájaros al oído.

Hilo poco, en clave, sin laberinto.

Pues sí, ese día
metí una carpeta en mi maleta de los viajes largos.
Coloqué una combinación que creí poder olvidar.
Y no, aquí ruedan de nuevo las muescas y sus dígitos
4
23
108

Las dejo correr, no me importa qué le ocurra al mundo.
Campos magnéticos de púrpura ahogo,
que hacen y deshacen y son un experimento,
entre piedras y noches con ruidos
y tardes espesas follando,
sueños y sueños carne.

Pero
así mismo, encuentro estos papeles
y me rebelo contra la autoestima.
La autocracia.
La autoría.
La auto.auto.auto.

Y los tiro por la ventana
a la calle y sus gentes,
por si estoy enamorado,
de este amor que
no es automático
autocrático
autodefinido.

Es algo así como
los helicópteros del apocalipsis, ahora
Una caja en una fosa abisal
La huella que deja tu boca
La ternura y el tedio, y la ternura
El éxtasis de
Un cachorro que se obsesiona por otro

Pero
un paso más allá
de la velocidad de las palabras.

Me autorizo.

Es
auténtico
y terrible.

4 comentarios:

Okr dijo...

Qué grandes son tus palabras.

Fdo. Acólito de la Iglesia J. Locke de Lost Últimos Días-

Lara dijo...

Estoy flipando.

Fdo: General Kurtz.

AROA dijo...

y yo suscribo a uno y a otra

pero no sé cómo firmar

porque no soy ocurrente...

NáN dijo...

Sí. Yo también digo: que Miguel desgarrado es auténtico y terrible.

Pero no le pido más (aunque tampoco menos).