jueves, 3 de julio de 2008

Festival Cha'ak'ab Paaxil 2008
(Mérida, México)




Hace unos años viví en Estados Unidos. Uno de los recuerdos que con más viveza tengo grabado de ese tiempo es del día en que mi compañero de casa y posterior cuatacho, Gerardo Alejos (que alguno de vosotros conoce), me mostró su colección de discos, que mantenía pulcramente ordenada sobre una cómoda de su habitación. "Estoy empezando a juntar discos de jazz. Aquí en EEUU los discos son baratísimos y se encuentra de todo. Es fascinante".

Yo tenía bien poca idea de jazz: dixieland aparte, se me hacía difícil. Con él escuché algo más: Miles Davis, Thelonious Monk, John Coltrane. Las notas suaves se filtraban hora tras hora, a partir del atardecer, bajo la puerta de la habitación de Gerardo. Pusieron algo más que un sonido exquisito a esa covacha polvosa, ocre y cálida, en que siempre era bienvenido el plan mas improbable, la gente más inesperada, alguna chela fría y siempre el último spliff. Ese jazz fue la banda sonora de un inframundo reinante, oscurecido, más real que las banderas brillantes del campus y el hiphop de las fiestas de hermandad.

Gerardo apenas levantaba veinte años y al terminar el curso no tenía sitio en aquel mueble para tanto disco. Compuso además algunas coquetas piezas de guitarra grabadas en un radiocassette extra-lo-fi. Tomó en la universidad clases de historia de la música y del jazz. Creció de vuelta en México, y hoy, ocho o nueve años después de aquella declaración de intenciones, estrena su primer festival de improvisación musical, jazz libre, electroacústica, noise, organizado junto con el grupo de gestores culturales Dynamo Aktivität:

Cha'ak'ab Paaxil 2008 ("música libre", en maya)


Abre en Mérida (México), capital del Yucatán y ciudad natal de G. Durante cuatro días el Caribe mexicano podrá disfrutar una muestra variada y de calidad de estas músicas, especiales, únicas, inquietas, profundas.

Cuando escribo esto faltan unas ocho horas para que comience el primero de los conciertos. Si alguno anda de casualidad por ahí, que se asome. El jazzero que no esté, puede verlo en Mérida TV Online. No dejéis de darle un go. No deja indiferente, como poco.

Gerardo, además, me hará de anfitrión y cicerone por su tierra de aquí a pocas semanas. ¡Qué ganas, compañero! Y, ¡suerte! ¡Que lo disfruten!

5 comentarios:

Caperucito Lorca dijo...

Si es que uno nunca sabe dónde va a acabar.

Tiene muy buena pinta, pero me queda un poco lejos (si ya de por sí la Mérida española me quedaba lejos).

Se te echaba de menos. Y la Annie Leonard me ha despertado de repente, ahora que empezaba a sobarme en la silla. Saludos, pinche weyyy! (es posible que el curso próx. vaya a Puebla y D.F.).

carmen moreno dijo...

¡Enhorabuena, Gerardo! Y que os lo paséis muy bien, Miguel.

Besos del sur.

NáN dijo...

¡Ugh!
Llegué tarde y no hay transmisión (y como además no tengo ni puta idea de la diferencia horaria, me va a ser complicado.

Una abrazo a Don Gerry. (y otro a ti, Miguel de la Montaña).

Marian dijo...

Vaya, yo también llego tarde al festival... aunque todavía llego a tiempo para desearte buen viaje allá donde vayas!!!

:)

(Si, por suerte la alambrada ha desaparecido casi casi por completo)

Besos

Amarantear dijo...

eu tamén regresei,
quédome con ese "beber lo de siempre/guardarse los recuerdos"
(saúdos galegos)